Peter Schreyer, una década con Kia Motors

26/09/2016

Peter Schreyer, una década con Kia Motors

- En este tiempo, la marca ha pasado de comercializar 1,1 millones de vehículos a más de 3 millones en 2015
- El GT Concept ha sido, en su opinión, la mejor de sus muchas creaciones
- El diseño va a mantenerse en el corazón del éxito de la marca en el futuro

Las Palmas de Gran Canaria, lunes 26 de septiembre de 2016 – Peter Schreyer ha sido la mente creativa de la revolución que Kia ha experimentado durante la última década en el diseño de sus vehículos y que ha influido de una manera determinante en la manera en que se perciben los modelos de la marca en todo el mundo. Su papel en el desarrollo de Kia ha sido tan importante, que tras haberse incorporado a la compañía en 2006 como Jefe de Diseño, actualmente, Schreyer también desempeña el papel de Presidente de Kia Motors Corporation.

En este periodo, la marca asiática ha pasado de comercializar 1,1 millones de vehículos en 2005 a los más de 3 millones actuales. Su llegada, hace ahora diez años, coincidió con la presentación del cee’d, un modelo de fabricación europea y que, además, introdujo una seña de identidad que se ha convertido en un estándar para toda la gama: la garantía de siete años.

“Cuando empecé en Kia, fue importante establecer una identidad y una sensación consistente sobre la marca”, recuerda Peter Schreyer, quien también aportó un toque más emocional que sigue de plena vigencia. Con ese punto de partida que trasciende la simple estética, en los siguientes años se creó un ADN de diseño que fue empleándose en la línea de productos cada vez más amplia. Este ADN comprende una serie de elementos destacados y reconocibles que han ayudado a establecer una identidad capaz de crear conciencia de marca y, por supuesto, una serie de vehículos con un diseño muy avanzado.

Corea como inspiración
En esa transformación de su gama de modelos, Schreyer y su equipo de diseño han encontrado inspiración en la cultura coreana, que ha gozado de una gran atención internacional en ámbitos tan diversos como la arquitectura o la música. “Para los diseñadores es importante no poner nuestra mirada únicamente en los coches, sino estar interesados en la arquitectura, el arte, la música, el diseño industrial… Todo tipo de cosas. Ellas influyen en nosotros y nosotros influimos en ellas. La gente sabe más ahora sobre Corea y sobre qué está pasando allí. Por un lado, tienes ese latido del corazón cuando vas a Seúl; por otro, tienes el silencio, la concentración. Ambas cosas me inspiran a mí y a nuestros diseñadores”, afirma.

Es este contraste lo que ha moldeado el actual lenguaje de diseño de Kia. Una buena muestra que confirma esa inspiración coreana es “la simplicidad de la línea recta” y que está presente en todos los trabajos que ha supervisado. Incluso la creación de toda una red global de diseñadores, con centros en California (EE.UU.), Frankfurt (Alemania) y Namyang (Corea) ha permitido desarrollar distintas interpretaciones de este mismo enfoque.

En 2010 vio la luz el Kia Optima, uno de los primeros vehículos proyectados enteramente bajo la dirección de Schreyer. Seis años después aún se considera este coche como el gran catalizador de una nueva era en la gama de productos de la marca. Al margen del mayor componente tecnológico que incluía, la línea del Optima cambió la forma en que muchas personas veían a la marca.

Al timón de este departamento, Peter Schreyer también ha dirigido una serie de prototipos que han llevado a su equipo a explorar e incluso a ampliar los límites de las capacidades de diseño de la marca. ‘Concepts’ como el Ray de 2010, el Track’ster de 2012, o el GT4 Stinger de 2014 han mostrado una visión de futuro apasionante.

Sus creaciones más destacadas
Schreyer señala de toda esta nueva generación de modelos Kia una serie de diseños que son sus favoritos. Como el Soul, que, en su opinión, “cambió la marca” con su aspecto fresco y alternativo; o el nuevo Optima Sportswagon, un coche adaptado “al estilo de vida europeo”.

Pero si hay un vehículo que ha dejado huella en Schreyer es el GT Concept que su equipo presentó en el Salón de Frankfurt de 2011. Esta visión de futuro de lo que podría ser un deportivo sedán cuatro puertas es su preferido. “Cuando tienes más de un niño, nunca puedes decir que uno de ellos es tu favorito. Los quieres a todos. También me sucede con todos los coches que he diseñado, aunque debo admitir que hay uno que sobresale un poco. El GT Concept fue un proyecto de ensueño para mí y nuestros diseñadores, ya que nos dieron la oportunidad de hacer un verdadero GT. Un coche en el que puedes viajar con estilo”, asegura.

El futuro del diseño de Kia
El diseño ha desempeñado un papel clave en la transformación de la percepción de Kia como marca y de sus productos en estos últimos años y la compañía va a mantener este mismo enfoque. Van a producirse nuevos lanzamientos en nuevos segmentos durante los próximos años, además de la cíclica renovación de modelos ya sea mediante rediseños o mediante regeneraciones completas.

Sea de una u otra forma, el diseño va a seguir estando en el corazón del éxito de la compañía en el futuro. Una filosofía con la que Peter Schreyer no puede estar más en sintonía. “Lo que realmente me emociona es la rapidez con la que esta compañía está evolucionando. La marca, tal y como se conocía hace diez e incluso hace cinco años se ha ido. Se puede ver incluso en los detalles más pequeños. A medida que avanzamos, es importante que este cambio implique una mejora, no sólo por el hecho de mirar diferente”, advierte.

En este sitio web usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.cerrar